Institucional -> Historia

Artículos Relacionados



Cantidad de Registros: 3 | MOSTRANDO DEL 0 al 10

NO HAY MÁS DATOS

Breve historia de la Camara

15-04-2015
Algunos historiadores coinciden en establecer el nacimiento de Misiones como provincia hispánica, a partir de la Real Cédula del 17 de mayo de 1803, donde se establecía la independencia de Misiones con sus treinta pueblos, de las Intendencias de Buenos Aires y de Asunción, permaneciendo dentro del Virreinato del Río de la Plata.

Hasta ese entonces, el gobierno de esta parte del país era exclusivamente de carácter militar; con el régimen que imponía la Real Cédula de 1803, se constituyó gobierno político y militar.

Otra innovación en la nueva provincia lo daba el hecho de que los nacidos en Misiones eran denominados “criollos misioneros”, dejando atrás la designación de “criollos rioplatenses”. (Historia de la Nación Argentina /Ricardo Levene.-Buenos Aires: El Ateneo, 1962.- Tomo 10.). El autor del Capítulo II de la obra citada correspondió al historiador Hernán Gómez, que, luego de los acontecimientos ya nombrados, se refería a Misiones como Provincia.

Los misioneros, dueños de un relevante pasado histórico, no cesaron en la lucha por recuperar el rango de Provincia para Misiones. Mucho tiempo transcurrió hasta el momento en que vieron cristalizado su anhelo.

La esperada provincialización culminó a través de la Ley Nº 14.294, sancionada el 10 de diciembre de 1953 y promulgada el 22 de diciembre del mismo año. En el Artículo 1º se lee la siguiente determinación:

“Declárase provincia, de acuerdo con lo dispuesto en los Artículos Nº 13º y 68º, Inciso 14 de la Constitución Nacional, al territorio nacional de Misiones”.

El Artículo 3º indicaba que “El Poder Ejecutivo Nacional procederá a convocar la Convención Constituyente, que se reunirá en la ciudad capital del territorio”.
El Artículo 5º determinaba en quince (15) el número de Convencionales Constituyentes.
(Anales de Legislación Argentina. Tomo XII-A-1953).

Ya convertida en Provincia, Misiones debía contar con una Constitución propia, para funcionar orgánicamente con los tres Poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, que acarrearía además, la Organización Administrativa de las Instituciones Locales, cumpliendo de esta manera, lo dispuesto en la Ley de Provincialización.

Fragmento del libro Breve historia de la Cámara de Representantes de Misiones de Lidia Esther González de Horianski, Año 2000.